Cristina Sotelo
Centro de Estética en Ourense

El verano ya está a la vuelta de la esquina, y con los primeros rayos de sol las ganas de broncear nuestro cuerpo aumentan. Pero mucho cuidado, después de tantos meses sin exposición solar, es muy importante preparar bien la piel para evitar daños. Hacerlo antes de la exposición al sol es tan importante como protegerla durante la misma o mimarla después, y ayudará a conseguir un bronceado duradero y lo que es más importante, saludable. Cuando hablamos de poner a punto la piel para el verano solemos pensar en la piel del rostro, pero eso no es suficiente, tenemos que poner a unto la piel de todo el cuerpo. 

¿Cómo prepara la piel para el verano?

En Centro de Estética Avanzada, Cristina Sotelo, en Ourense, insistimos mucho a nuestros clientes para importancia de protegerse del sol, y de la necesidad de cuidar la piel para evitar los efectos negativos del sol en nuestra salud.  A continuación, os vamos a comentar 5 recomendaciones generales pero fundamentales para poner a punto nuestra piel de cara el verano.

  1. Cuida tu alimentación. Tomar una cantidad de frutas y verduras recomendadas. Especialmente frutas y verduras ricas en antioxidantes como betacaroteno, vitamina C y licopeno, ya que no solo cuidan la piel desde dentro, sino que también la preparan para la exposición al sol. Aumenta el consumo de tomate, sandía, calabaza, naranjas y pimiento.
  2. Exfolia tu piel: del mismo modo que la limpieza diaria y la hidratación son dos pasos claves para una piel sana y bonita, también es importante hacer una limpieza profunda que elimine impurezas y células muertas que se depositan en la superficie con un exfoliante adecuado. De esta manera, conseguirás renovar la epidermis y ayudaras a favorecer el bronceado.
  3. Hidratación. Por más que te parezca un consejo recurrente y obvio, y posiblemente tengas razón, insistimos tanto en ello, al menos desde nuestro Centro de Estética y Tratamientos Antiedad, es clave para la salud de la piel y, por consiguiente, para su belleza. Utiliza una crema hidratante para todo el cuerpo una vez al día. Opta por texturas fluidas que hidratan, regenera y refrescan la piel.
  4. Escoge un protector solar adecuado para tu tipo de piel. Optar por un protector solar de factor bajo no garantiza un bronceado rápido,sino que eleva el riesgo de quemaduras solares y potencia el fotoenvejecimiento prematuro. En aquellas zonas más delicadas, como puede ser el escote, el rostro o las manos, es necesario apostar, como mínimo, por factor 50 para evitar la aparición de manchas indeseadas. Si sufres de alergias solares o piel extremadamente sensible, debes tener presente que tienes que usar crema especial para este tipo de casos.
  5. Reparación: todos los cuidados que podamos darle a nuestra piel después de tomar el sol no estarán de más. Recuerda que el bronceado es la respuesta de nuestra piel ante la agresión externa que supone exponernos a la radiación solar. Por ello, debes ayudar a tu piel a recuperarse de forma efectiva.

Empieza a cuidar tu piel ya para evitar que la llegada del verano haga sufrir a tu piel. Y, por supuesto, sis tienes dudas sobre cuáles son los cosméticos y los fotoprotectores más adecuados para ti, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies