Cristina Sotelo
Centro de Estética Avanzada

Piel cansada, con poca luminosidad, con zonas rojizas y secas, síntomas que indican que debes comenzar a cambiar tu piel de otra manera e incluso a combinar tus rutinas diarias en casa con algún tratamiento en cabina en tu centro de estética de referencia con el que poder dar un empujón de vitaminas a tu piel. Acudir de forma periódica a centros de belleza profesionales es clave para una piel sana y bonita, ya que los profesionales hacen un diagnóstico personalizado de tu piel y adaptan a ella cada tratamiento.

Cambios en la piel como los citados al inicio de este post del blog de Centro de Estética Avanzada & Antiedad Cristina Sotelo, en Ourense, pueden ser provocados por factores como picos de estrés, alimentación poco saludable, falta de cuidados adecuados, uso incorrecto de cosméticos, cambios hormonales… de ahí la importancia de hacer una análisis detallado del caso para poder ofrecer un tratamiento de belleza efectivo.

Recomendaciones generales para recuperar la luminosidad de la piel

De forma genérica, a continuación os vamos a indicar algunos trucos que ayudarán a tu piel a lucir más luminosa y mostrar una apariencia más sana.

  1. Cosméticos con retinol. Se trata de una de las formas de Vitamina con gran potencial en cosmética; un activo que combate arrugas, actúa como despigmentante, exfoliante  y aporta luminosidad. Por ello, es relevante asegurarse de que los cosméticos diarios que se usan contengan retinol.
  2. Protección solar durante todo el año. Una de las principales consecuencias de la exposición solar sobre nuestra piel es un aumento de la deshidratación, arrugas y manchas, y esto hace que nuestra piel se vea con un tono desigual, apagada y castigada. Es muy importante prevenir el fotoenvejecimiento de la piel y protegerla frente a los rayos solares, cada vez más dañinos y aplicar protección solar todo el año.
  3. Dieta sana y equilibrada. Una alimentación saludable  garantiza que nuestra piel recibe todos los nutrientes necesarios. Es importante beber al menos dos litros de agua al día, y controlar que consumimos las cantidades de vitaminas, minerales esenciales y proteínas necesarias para el organismo.  Presta especial atención a la ingesta de betacarotenos, tienen propiedades antioxidantes que ayudan a neutralizar los radicales libres. Especialmente presente en los alimentos vegetales de color naranja o rojo. Esta provitamina repercute en la buena apariencia de la piel, y nos ayuda a tener un tono uniforme; Omega 3: alimentos ricos en grasa sana, ayudan a regenerar la piel, dándole elasticidad, hidratación y luminosidad. Lo podemos encontrar en los pescados azules como el bonito, las sardinas o el salmón y en los frutos secos; Vitamina C: nutriente esencial para el ser humano, esta, contribuye a la síntesis de colágeno y es necesaria para el crecimiento y reparación de los tejidos en todas las partes del cuerpo, por lo tanto podemos decir que es regenerante. Además este antioxidante oxigena y limpia la piel, por lo que tendrá un papel fundamental en el metabolismo de nuestra piel y le aportará luminosidad. La podemos encontrar especialmente en frutas como los kiwis, el limón o las naranjas. Vitaminas del grupo B, especialmente la vitamina B2 o Riboflavina, por su efecto antioxidante y está implicada en los procesos de crecimiento de la piel, de las uñas y del cabello. La podemos encontrar en los alimentos ricos en proteínas, como carnes, pescados, huevos, lácteos y algunos vegetales.
  4. Uso del sérum adecuado. Este cosmético penetra en las capas más profundas de la piel. Existe una amplia variedad de sérums pero comienza por aquellos que contengan colágeno y antioxidantes, en cuanto ayudarán a renovar las células, ofrecerán elasticidad a la piel y aportarán luminosidad.
  5. Renueva los accesorios de maquillaje. No somos conscientes de la cantidad de gérmenes que se acumulan en las brochas y pinceles y que pueden provocar irritaciones importantes en la piel.
  6. Tratamiento energizante a base de vitaminas en cabina. En los casos de piel opaca, apagada o deshidratada es fundamental escoger tratamientos estéticos que actúen rápido, proporcionando un efecto descansado y luminosos al instante. Por eso, nuestra recomendación para iluminar y renovar tu piel a base de procedimientos y cosméticos que tienen concentración de distintos tipos de vitaminas (A, E y C) y microencapsuladas para actuar cuando entran en contacto con la piel, activan el metabolismo celular, aclaran imperfecciones y revitalizan la piel. De esta forma se consigue una triple acción sobre la piel: protección frente a agresiones externas, reconstrucción de los nutrientes y potenciamiento del esplendor natural y luminosidad.
  7. Nutricosmética. La nutricosmética es la toma de  complementos alimenticios para facilitar al organismo algunos nutrientes que el cuerpo ya no puede fabricar por sí mismo. Estos complementos lo que buscan es mantener o recuperar el equilibrio fisiológico de la piel, el cabello y las uñas para que estén sanos y luzcan bellos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies