Cristina Sotelo
Indiba

Indiba: un tratamiento con efectos inmediatos

Todos buscamos tratamientos estéticos de efecto inmediato; que mejoren el aspecto de la piel en una sesión o en muy pocas. Y si, además, son no invasivos e indoloros, mejor. ¿Mucho pedir? Pues no. Es posible. Uno de los tratamientos que nos ofrece todas y estas ventajas es Indiba, una modalidad de radiofrecuencia capaz de lograr todos estos objetivos, y muchos más. Lo comprobamos a diario en el Centro de Estética Avanzada & Antiedad Cristina Sotelo. 

Indiba es un método con efectos increíbles utilizado en tratamientos estéticos, pero también en tratamientos médicos y de fisioterapia. Capaz de mejorar las arrugas, la calidad y tono de la piel, la flacidez, actuar sobre la grasa, los dolores musculares, fortalecer el sistema inmunológico… Y muchos más efectos que iremos contando en próximas entradas de este blog.

El efecto de Indiba en el rostro

Verse espléndida y notar un cambio radical en la calidad de tu piel, notando menos arrugas o menos profundas en los casos más severos, más luminosidad, un tono unificado… en una sola sesión es posible. Indiba devuelve un aspecto sereno, joven, firme y dulce. Un efecto que marca la diferencia en la cara después de realizarse el tratamiento. Una sola sesión es suficiente para obtener un resultado real y palpable. Pero sí es importante saber que para que los resultados se mantengan son necesarias varias sesiones y sesiones de recuerdo.

Su efecto es acumulativo: rejuvenece la piel, reafirma el rostro, cuello y regenera el colágeno. Cuantas más sesiones te realices, más beneficios obtendréis, también es cierto que desde la primera sesión el aspecto de la piel mejora de manera radical. El día posterior a una sesión el rostro cambia totalmente.

El Indiba es un tratamiento, no invasivo e indoloro, como comentábamos al principio, que produce una diatermia localizada en nuestro cuerpo. De efectos solo beneficiosos, totalmente inocuo. Se trata de un calentamiento local de tejidos en una zona del cuerpo bajo la influencia de un campo eléctrico o magnético. Este aumento de temperatura controlado se produce por la circulación de una corriente de alta frecuencia, que provoca un aumento de la temperatura desde el interior de las propias células. La intensidad del calor depende de la zona y problema estético a tratar. La sensación que produce es relajante y agradable.

Este proceso hace que nuestro propio organismo incremente la síntesis de colágeno y elastina. El tratamiento produce una mejora en la elasticidad, hidratación, suavidad y favorece la regeneración de la piel. Se puede aplicar, también, en el contorno de ojos, reduciendo las bolsas gracias al efecto drenante. Aporta hidratación, luminosidad y reafirma el contorno. Al ayudar a eliminar toxinas, los edemas o hinchazón de la cara se reducen.

La aplicación de energía de radiofrecuencia permite acceder a las capas profundas de la dermis actuando directamente sobre las fibras que tensanIndiba la piel y hacen que estas se contraigan y aumenten provocando el estiramiento de la misma. Nutre y revitaliza de la dermis.

Además, Indiba tiene otras aplicaciones; puede aplicarse como analgésico en dolencias musculares, hematomas y edemas, capaz de activar la microcirculación y preparar la piel para un tratamiento más completo para pieles castigadas. También ayuda a eliminar toxinas, reducir la retención de líquidos y ayudar a disolver los depósitos grasos. Es un tratamiento óptimo para combatir la flacidez de los brazos, tratar el abdomen después de un parto o dieta, reafirmar el pecho, ayudar a disolver grasa de muslos, tratar la celulitis, ya que activa la circulación y disuelve depósitos grasos. Únicamente está contraindicado durante el embarazo o en personas que lleven un marcapasos.

¿En qué consiste la aplicación de Indiba?

El Indiba, se aplica con dos electrodos metálicos (dos placas metálicas, una se desplaza sobre la zona a tratar y la otra permanece fija bajo vuestro cuerpo en la parte posterior a la zona que se esta tratando. Mediante la radiofrecuencia se provoca una temperatura interna, cada célula de nuestro tejido recoge parte de esa energía y la transforma en calor. Es nuestro cuerpo quién produce el aumento de temperatura ( parecido al efecto de la fiebre). Este calor debe ser agradable en todo momento. El cliente nunca sentirá sensación de calor y mucho menos de quemazón.

En Centro de Estética Avanzada & Antiedad Cristina, en Ourense, lo usamos como complemento a muchos tratamientos estéticos para reforzar los efectos y mejorar su eficacia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies